El Comité Organizador de Río 2016 ha confirmado que ha vendido el 84% de las entradas y ha alcanzado el 105% de su objetivo,...

boletos_-_agencias_3

El Comité Organizador de Río 2016 ha confirmado que ha vendido el 84% de las entradas y ha alcanzado el 105% de su objetivo, a la vez que la localización policial de una red de venta ilegal, formada por delincuentes de Sao Paulo, que operaba con tarjetas de crédito falsas.

Donovan Farreti, responsable de este apartado dentro de la organización, ha confirmado la operación llevada a cabo por la policía, que ha devuelto las entradas requisadas, y también la detención de cuatro vendedores ilegales en la zona del parque olímpico.

“Queremos garantizar entradas con un precio justo, que puedan llegar al aficionado. Hace dos años se creó un grupo para trabajar en venta fraudulenta y hemos aprendido mucho de Londres y Socchi que nos han permitido ver cómo funcionan estos grupos de delincuentes en Brasil. La policía está trabajando y que esto haya sucedido al principio de los Juegos lo demuestra”, ha comentado.

No obstante ha pedido esperar a conocer toda la información policial para concretar detalles como los relacionados con la detención de un ciudadano irlandés en un hotel con mil entradas, asociado a una red que ya funcionaba en el Mundial de Fútbol de 2014, y la posible implicación de una persona que trabaja como traductora para la organización.

Farreti participó este lunes en la conferencia de prensa que ofrecen diariamente el COI y el Comité Organizador, cuyo portavoz, Mario Andrada, habló de cómo marcha la asistencia a las sedes de competición y algunas de las mejoras que se pretenden introducir para evitar las colas de espera de los espectadores y aumentar la bebida y la comida en las mismas.

“Esperamos 129.000 espectadores en el parque olímpico y unos 60.000 en Deodoro y hemos mejorado significativamente la cantidad de comida disponible, con 20 camiones más, y se va a distribuir agua gratis”, ha comentado.

Preguntado por los asientos vacíos que se pueden ver en muchas sedes, Mario Andrada ha comentado que el público que tiene entrada “es libre para decidir lo que hace con ella” y que las entradas que corresponden a empresas y patrocinadores que no van a ser utilizadas se emplean en un proyecto educativo.

“En algunas sedes se ha visto una atmósfera muy caliente y grandes multitudes. Se pueden ver huecos vacíos, pero no es una tendencia creciente, y tenemos un programa de educación para enseñar a los niños a conocer los deportes olímpicos, como el hockey. Hemos cambiado parte de las vacaciones a invierno para que puedan ir a verlos porque tiene un objetivo pedagógico y hay acuerdos para contar con entradas más baratas para niños de clase más pobre”.

Preguntado también junto al responsable de comunicación del COI, Mark Adams, por las quejas de algunos deportistas ante el excesivo bullicio que causan los aficionados locales en las competiciones, Andrada ha dicho “que uno de los principales legados de estos Juegos es que los aficionados brasileños aprendan a amar y a animar los deportes”.

“Los brasileños son muy expresivos, muy latinos, estamos enseñándoles cuál es el nivel adecuado de pasión pero preferimos que haya esto a que no haya nada”, ha indicado antes de dar su opinión sobre los abucheos dirigidos a los deportistas rusos. “Abuchean a atletas de distintas nacionalidades, son bastante justos en este sentido”, ha añadido.

En relación a los comentarios despectivos sobre dopaje que el nadador australiano Mack Horton dedicó al chino Sun Yang, el COI ha confirmado que no hay ningún tipo de investigación, ya que no ha habido queja sobre ello.

Panamahitradio