Desde que Jennifer Lopez emergió en la escena pop a finales de los noventas, su trasero se convirtió en icono inequívoco de la nueva estética...

rs_634x1024-160827183044-634-jennifer-lopez-nyc-ms-082716

Desde que Jennifer Lopez emergió en la escena pop a finales de los noventas, su trasero se convirtió en icono inequívoco de la nueva estética y sensualidad de las estrellas pop. Luego de unos cuantos años dominados por lánguidas modelos sin curvas, J.Lo llegó con su voluptuoso cuerpo demostrando que había espacio para ella y su enorme trasero…

Después de ella, vino el resto… Kim Kardashian, Nicki Minaj, Amer Rose, Iggy Azalea y tantas otras que quisieron emular a la diva latina demostrando que con un abultado derriere también se podía tener mucho éxito, aun cuando casi no luciera senos.

La serie Baywatch nos instaló en la cabeza que eran los pechos el principal atractivo del cuerpo femenino, pero la diva latina borró todos esos preconceptos enamorando a los galanes más importantes del mundo y consiguiendo los primeros lugares de la música y el cine.

Ahora, en pleno 2016, cuando la retaguardia de la protagonista de Shades of Blue ha generado hasta inverosímiles mitos como que está asegurado por 10 millones de dólares, Jennifer quiere demostrar que también tiene pecho que sacar y, con una súper hot selfie, Jennifer ahora nos muestra su increíble escote.

¿Se cansó de ser la “reina de los booty”?

¿Ahora seremos testigos de esta nueva etapa de J.Lo en donde asume que los pechos vuelven a estar de moda?

¿Qué prefieres? ¿Pechos o trasero?

Luis Calderon