El Galaxy S21 estándar cuenta con una pantalla Full HD+ de 120Hz y 6,2 pulgadas, una batería de 4000mAh, una cubierta trasera de plástico....

El Galaxy S21 estándar cuenta con una pantalla Full HD+ de 120Hz y 6,2 pulgadas, una batería de 4000mAh, una cubierta trasera de plástico. En este caso, no incluye la tecnología UWB (banda ultra ancha) de la que sí se benefician los otros dos modelos.

Además de esa tecnología UWB, el S21+ tiene un respaldo de vidrio, un panel más grande (de 6,7 pulgadas) y una batería más potente (de 4800mAh). No obstante, más allá de estos detalles es casi el mismo teléfono que el S21 base.

Es el nuevo S21 Ultra el que realmente se distingue de los otros dos. Además de tener la mayor pantalla de la línea Galaxy S de este año (6,8 pulgadas), también tiene un panel AMOLED más dinámico, una batería más grande (5000mAh) y es el primer teléfono que soporta el nuevo y más rápido WiFi 6E. Eso sin olvidar que tiene una cámara completamente renovada, con un “sistema de zoom de doble telecontrol”.

A diferencia de las cámaras traseras triples del S21 y el S21+, que alcanzan los 64 MP, el S21 Ultra tiene una lente primaria mejorada de 108 MP y dos sensores de teleobjetivo: un objetivo de zoom 3x y un objetivo periscopio de zoom 10x -todos con OIS-, estabilización óptica de la imagen (también hay un sensor de ángulo ultra-ancho de 12 MP ahí, como en los otros modelos de la S21).

Además de los nuevos smartphones, Samsung también ha presentado los Galaxy Buds Pro, nuevos auriculares True Wireless con cancelación dinámica de ruido, así como el Galaxy SmartTag, que funciona con el servicio SmartThings Find de Samsung para agregar el rastreo de ubicación a tus posesiones.

En algunos mercados, ambos nuevos accesorios también sirven como bonos de pre-pedido, mientras que los teléfonos en sí empiezan en 849 €, 1.049 € y 1.249 € para el S21, S21+ y S21 Ultra, respectivamente.

Los y las fans de Samsung ya se habrán dado cuenta de que los tres nuevos Galaxy tienen precios de salida notablemente más bajos que la serie S20 del año pasado (se cree que es un esfuerzo para hacerlos más competitivos contra la línea de iPhone 12 de Apple).

También, como los últimos teléfonos de Apple, Samsung ha decidido deshacerse del adaptador de corriente (y de los auriculares) que viene en la caja, así que los compradores pueden esperar un embalaje más pequeño que solo contiene un teléfono, una herramienta para abrir la bandeja SIM y un cable USB.

fuente: pcworld.es

Panamahitradio Co-owner