Durante el último par de semanas, Justin Bieber ha estado cumpliendo con el tramo europeo de su Purpose Tour, sin embargo, aunque muchos esperaban un...

rs_634x1024-161014122410-634-justin-bieber-london-jr-101416

Durante el último par de semanas, Justin Bieber ha estado cumpliendo con el tramo europeo de su Purpose Tour, sin embargo, aunque muchos esperaban un derroche de talento y simpatía, sus fans de ese lado del mundo más bien recibieron drama y mal humor por parte del ídolo pop.

En un par de sus conciertos, el intérprete de Where Are You Nowsorprendió a todos con su actitud impaciente ante las Beliebers que clamaban por él a gritos, haciendo así que este les reclamara por no guardar silencio y disfrutar civilizadamente del show.

Durante su paso por Mánchester ocurrió lo inesperado, Bieber no aguantó más y abandonó el escenario. Poco después regresó y le dijo al público, “Miren, como no soy capaz de hablar con ustedes, prefiero no hablar directamente”.

“La razón por la que me enfadé antes es porque vengo aquí con el compromiso de dedicarme en cuerpo y alma a hacer sonreír a la gente. Me encanta actuar para ustedes, pero siento que algunos no me devuelven el mismo respeto que yo siento por ellos, y duele. Pero bueno, vamos a terminar con esta canción, ‘Baby'”, explicó antes de cerrar el recital.

Pero tal parece que lo que Bieber necesitaba era un descanso, un par de tragos y una pasada por su casa, y así lo demostró el pasado viernes cuando visitó el bar Fifth Pubhouse de Toronto, Canadá, donde luego de aburrirse del juego de baloncesto de los Raptors, dejó la barra y se sentó en el piano de lugar para cantar algunos de sus éxitos.

La estrella canadiense deleitó a todos con su voz mientras interpretaba algunos de sus temas más famosos, incluyendo Sorry.

Por supuesto, luego de este gesto, el bar no pudo hacer más que perdonar la cuenta de Justin y dejar que sus tragos fuesen por la casa.

Luis Calderon