Según un estudio reciente realizado por científicos estadounidenses revela que los envases en los que se sirve la comida rápida contienen productos químicos cancerígenos....

Según un estudio reciente realizado por científicos estadounidenses revela que los envases en los que se sirve la comida rápida contienen productos químicos cancerígenos.

Debido a que este tipo de comida tiene una gran cantidad de aceites, es necesario utilizar envoltorios de contención de estas grasas para que no se viertan fuera del mismo. Sin embargo, según la investigación, publicada en la revista “Environmental Science and Technology Letters”, estos envases contienen productos químicos fluorados que son muy nocivos para la salud y que pueden filtrarse a los alimentos.

Los investigadores utilizaron 400 muestras de envases de 27 cadenas de comida rápida de EE.UU para analizar la presencia de químicos fluorados, relacionados con enfermedades como el cáncer de riñón o testicular, así como a niveles altos de colesterol, una baja fertilidad, problemas de tiroides, cambios hormonales en los adultos y un decrecimiento de la respuesta inmune en los niños, entre otros.

Respecto a los envoltorios de papel, el equipo comprobó que el 56% de los que se utilizan en bollería o pastelería y el 38% de los que envuelven las hamburguesas y sandwiches, así como el 20% de los envases de cartón, utilizados para las patatas fritas o las pizzas, contenían este tipo de sustancias.

Luis Calderon