Dos años después de haberse llevado a casa el Michael Jackson Video Vanguard Award en la ceremonia de 2014, la cantante se robó el...

rs_634x1024-160828210006-634.2performance-beyonce-mtv-vmas

Dos años después de haberse llevado a casa el Michael Jackson Video Vanguard Award en la ceremonia de 2014, la cantante se robó el show una vez más al presentar las canciones de su álbum visual Lemonade en los MTV Video Music Awards 2016. Para aquellos que pensaron que Knowles no podía superar su propio juego, la intérprete de Formation, demostró que todos estaban equivocados.

Comenzó su presentación con el solemne Pray You Catch Me. Knowles apareció en escena envuelta en una capa blanca y joyas, mientras empezó a cantarle al Madison Square Garden. Muy pronto se le unió su coro de mujeres con voces notables.

Justo como en el disco original, Beyoncé no mostró señales de reducir la velocidad, rápidamente se cambió de vestuario y sacó un bate para cantarHold Up, canción que terminó cuando golpeó una de las cámaras.

Beyonce, 2016 MTV VMAs

Kevin Mazur/WireImage

Acto seguido interpretó una emotiva versión de Sorry que coronó con la controversial frase You better call Becky with the good hair y un beso.

Después de encender el escenario, literalmente, y enviarle un mensaje de advertencia a la audiencia con Don’t Hurt Yourself, terminó su participación con su exitoso himno Formation.

“Canten conmigo”, pidió Bey. ¡Y no tuvo que hacerlo dos veces! Culminó su show con una merecida ovación de pie de la famosa audiencia en Nueva York.

Beyonce, 2016 MTV VMAs

Kevin Mazur/WireImage

A pesar de que los fanáticos no estaban seguros de qué le esperaba al fenómeno de la música pop en la ceremonia, su llegada a la alfombra roja dio todas las señales de que esa sería su noche.

Con un récord para su carrera con once nominaciones, la cantante de 34 años caminó la alfombra roja junto con su única hija, Blue Ivy Carter, las dos vestidas como la realeza musical que son.

Beyonce, Blue Ivy, 2016 MTV VMAs

Instagram

Beyoncé usó un vestido color menta con plumas al cuello y zarcillos de candelabro esmeralda, mientras que Blue usó un vestido coctel color champaña, elaborado con detalles de tul. Blue Ivy usó además zapatos deportivos, porque la comodidad es la clave, incluso en la alfombra roja de los VMAs.

Felizmente tomaríamos prestados esos zapatos, porque de solo ver la presentación de Beyoncé quedamos cansados. Otro show inolvidable en la carrera de la cantante.

¡Bravo!

 

Panamahitradio