Esperanza Gómez: "Ser una estrella porno es una fantasía para mi pareja y para mí"

Escrito por @DjArropin (Administrador) el . Publicado en Blog

La famosa actriz colombiana le explicó a Personajes.tv cómo construyó su camino dentro del universo del cine para adultos

"Esperanza se cambia y ya está con ustedes", avisan. En el estudio aún permanecen de fondo escenas de las películas que estuvo presentando para el canal Venus durante toda la tarde, luces, cámaras, un sillón y varios asistentes que van de un lado al otro acomodando cosas.
 
Aparece en escena "cambiada": corpiño azul, diminuto short de jean y un pañuelo colorado en el cuello, peinado abultado, enorme sonrisa caribeña. Esperanza Gómez es colombiana, tiene 33 años, dice que es feliz y que está en el lugar en el que siempre quiso estar: en el de una estrella porno consagrada, que expone su figura a la vista de millones de hombres y mujeres alrededor del mundo y, fundamentalmente, alimenta las fantasías de su marido. "A él le pareció divertido que su esposa fuera una actriz triple X; esta es una aventura de los dos", le confió a Personajes.tv .
 
-¿En qué momento decidiste que querías ser una estrella porno?
 
-Desde muy joven tuve la inquietud, pero realmente fue a los 27 que tomé la decisión de entrar a este mundo. Antes no me sentía preparada, porque es una decisión muy fuerte y quería estar psicológicamente preparada para la reacción negativa que la gente pudiera tener.
 
-¿Cómo se lo comunicaste a tu familia
 
-Había hablado con ellos mucho antes de empezar. Al principio no estaban muy de acuerdo, pero ya era una mujer adulta, responsable, independiente, estaba con una pareja estable que me apoyaba, no era una loquita que decidía de un día para el otro entrar al mundo del porno. Para mí fue importante informarles más no pedirles permiso. Eso fue exactamente lo que hice.
 
-¿Venís de una familia conservadora?
 
-Sí, vengo de una familia más bien estricta, muy religiosa y de formación católica, apostólica y romana. Después mi mamá entró en otra religión que es mucho más estricta, en la cual no puedes usar maquillaje, accesorios que te adornen ni vestidos pegados al cuerpo, entonces era más difícil. Pero cuando te vuelves independiente, adquieres tus propias creencias, me hice a un lado y empecé a hacer lo que realmente quería.
 
-¿Qué es lo que te llamó la atención de la industria del porno?
 
-Es que no entiendo cómo alguien puede decir que no disfruta viendo a alguien manteniendo una relación sexual. El que diga que no lo disfruta probablemente esté mintiendo, porque normalmente los seres humanos somos muy visuales y nos estimulamos al ver un plato de comida, por ejemplo. Los cinco sentidos están funcionando todo el tiempo.
 
-¿Pero por qué querías ser una porno star ?
 
-Es que mi fantasía era hacer esto… Cuando empecé a ver revistas pornográficas, las mujeres eran hermosas y los hombres tenían unos cuerpazos divinos, la mayoría físicamente son atractivos y están muy bien dotados, y en ese sentido siempre me sentí atraída por los hombres que tienen un buen tamaño. Siempre fantaseaba con una escena en la que estaban los actores filmando una escena y yo detrás de cámara, y al ver que ellos estaban teniendo una buena relación, decidía sacar a la chica y ocupar su lugar.
 
 "No entiendo cómo alguien puede decir que no disfruta viendo a alguien manteniendo una relación sexual. El que diga que no lo disfruta probablemente esté mintiendo." 
 
COMPARTILO
 
-O sea que tenías tu propia película…
 
-¡Claro!
 
-¿Y ya lograste filmarla?
 
-No aún, pero lo importante es que estoy dentro del set haciendo lo que quería hacer (risas).
 
-¿Cómo llegás a entrar en la industria?
 
-Yo no tenía la idea de cómo funcionaba, no tenía idea de si en Colombia existían productoras de cine porno, entonces la decisión loca que tomamos con mi marido fue viajar a Los Angeles a tocar puertas para ver quién me daba la oportunidad. No fue fácil porque yo no hablaba nada de inglés, entonces tratar de comunicar lo que quería era bien difícil.
 
-¿Y qué hiciste?
 
-Alguien que entendía español me dijo: "Te ves un poco tímida, eres bonita, tienes buen cuerpo y buen registro, pero no hablas inglés. ¿Por qué no vuelves a tu país, estudias un poco de inglés y cuando te defiendas, vuelves y te hacemos un casting?". Hice exactamente eso y a los tres meses volví a Miami para encontrarme con un productor de cine porno que me dio la primera oportunidad de entrar a este maravilloso mundo que amo y que me hace feliz.
 
-¿Cómo fue la primera escena que filmaste? ¿Fue muy difícil?
 
-Sí, la primera fue difícil. Yo había tenido una experiencia justamente aquí en Argentina, en una producción en la que me tocaba salir desnuda frente a mucha gente. Me costaba mucho exponer mi parte posterior, ese ángulo me daba pánico, y cuando llegué a la primera escena, el doggy style o la "posición del perrito" fue tremendamente incómoda para mí. Después ya empiezas a disfrutar de lo que estás haciendo, te empiezas a olvidar de que hay una cámara ahí que te está observando.
 
 
-¿Cómo fue el camino hasta ser la estrella porno que sos hoy?
 
-Bueno, hay chicas que están en la industria hace muchos años y nunca han logrado entrar en el ranking de las 100 artistas más importantes a nivel mundial. Yo lo logré en seis meses, pero normalmente se demora entre 3 y 5 años. Tuve la suerte de que la primera película que hice, South Beach Cruisin’ 5 , ganó un importante premio dentro de la industria y eso me benefició para alcanzar una buena posición en este medio.
 
 
 
-¿Siempre disfrutás al momento de filmar?
 
 
 
-Sí. Hay chicas que de verdad lo disfrutamos y hay otras que no sé por qué lo están haciendo, pero se les nota que están incómodas. Entonces creo que si se van a dedicar a esto deberían hacerlo con respeto y responsabilidad, no sólo por ganar un poco de dinero. Hay que ser coherentes, disfrutar y hacer las cosas con pasión.
 
 "No estoy dedicada cien por ciento a la industria porque no quiero saturarme y que se vuelva monótono o aburrido." 
 
COMPARTILO
 
-¿Qué fue lo más "loco" que has hecho frente a una cámara?
 
-La verdad es que no he hecho cosas muy locas. Creo que lo más osado fue estar con dos chicos al mismo tiempo, y la verdad es que me gustaría aumentar ese número a cuatro (risas).
 
-¿Cuántas películas llevás filmadas?
 
-No estoy dedicada cien por ciento a la industria porque no quiero saturarme y que se vuelva monótono o aburrido, sino que para mi pareja y para mí es como una especie de fantasía y es como el hobby que disfrutamos juntos. No he hecho más de siete producciones al año, son muy poquitas para lo que es esta industria. Permanecer vigente con tan poquitas escenas es difícil porque en un día pueden llegar a grabarse más de 20 escenas, dependiendo de la compañía con la que se esté trabajando.
 
-¿Y cómo es esa fantasía con tu marido?
 
-La gente lo oculta, pero hay muchos que disfrutan de esta libertad de intercambiar parejas, pero como es un tema tan censurado y tan tabú en nuestra cultura... Uno se encuentra con parejas que llevan 10, 20 o 30 años de matrimonio y asisten a sitios especializados para swingers , aún en países en los que la mirada moral tiene aún tanto peso como Colombia, por ejemplo.
 
 
 
-¿O sea que él tiene permiso también para estar con otras chicas?
 
 
 
-Obviamente. Hay que ser equitativo para que funcione la balanza.
 
 
 
VIDEOLos tips sexuales de Esperanza Gómez
 
 
 
-¿Dónde viven?
 
-En Colombia. Cuando viajo a filmar él se queda "viciosito" en casa (risas). Bueno, no es tan vicioso en realidad, pero disfruta. Eso le genera también picardía a la relación. Cuando sabes que tu pareja está con alguien más, sientes como la necesidad de cuidarlo más, pero no con el celo de tratar de limitarlo, sino de tenerlo más contento. Porque de pronto encuentra en la calle algo que lo tienta y se termina yendo al lugar donde le dan el plato más rico de comida. Por eso es mejor que coma bien en casa; que coma afuera pero que siempre vuelva (risas).
 
-¿Qué otras cosas comparten por fuera de esta fantasía?
 
-Lo que comparte cualquier pareja "normal": vamos al cine, a comer, al centro comercial, me acompaña a la peluquería, me lleva, me trae… La gente normalmente ve a los actores porno como si fuéramos extraterrestres, pero somos personas comunes y corrientes, con un oficio distinto. Y es diferente por la censura, no porque sea algo que no exista. El sexo es algo cotidiano.
 
-¿Elegís los actores con los que trabajás?
 
-Normalmente a mí me pasan un preselección de los actores, y a mí me gusta ver los videos previos que han hecho para ver cómo es su desempeño sexual con otras chicas. Dependiendo de eso y del tamaño que tengan, los escojo.
 
-O sea que el tamaño sí importa…
 
-Para las escenas sí, porque visualmente es importante que se vea de buen tamaño. Quizás yo sea un poco golosa, no lo sé (risas).
 
 
 "Cuando sabes que tu pareja está con alguien más, sientes como la necesidad de cuidarlo más, pero no con el celo de tratar de limitarlo, sino de tenerlo más contento". 
 
COMPARTILO
 
-¿Te enamoraste de un compañero alguna vez?
 
-He repetido escenas con algunos actores con los que me ha ido bien y me he sentido cómoda, pero no porque me inspiren algún sentimiento. La verdad es que estoy enamorada de mi pareja. La gente pensará que mi marido no es bueno en la cama, pero nada de eso: él es excelente como amante. En cámara estoy compartiendo mi deseo nada más, mi sentimiento y la parte emocional están con mi pareja.
 
 
 
-¿Te gustaría tener hijos?
 
-Tengo una sobrina a la que crié como una hija. Siento que ya hice el papel de mamá porque entiendo que ser mamá no es solamente cargar una pancita nueve meses, sino el hecho de acompañarlos, de educarlos, y eso ya lo he hecho. Me siento feliz con ella. La responsabilidad de criar un hijo hoy en día es muy grande, y no quiero pasar por ese proceso nuevamente.
 
 
 
-¿Cuánto tiempo le dedicás a tu imagen?
 
 
 
-Cuido mucho mi cuerpo porque es mi herramienta de trabajo en este momento, entonces me gusta sentirme linda. Tengo una rutina de ejercicios en base a pesas, parecida a la del fisicoculturismo; hago dos o tres horas de ejercicio, tres o cuatro veces por semana. Y tengo una alimentación muy sana, muchas proteínas, verduras, frutas, todo muy natural.
 
-¿Qué tiene la mujer latina que la hace tan exitosa en la industria internacional?
 
-En la parte física, que somos más curvilíneas y voluptuosas. Y también tenemos fama de ser amantes ardientes y cariñosas a la vez, entonces eso también le da picardía a la cosa.
 
-¿Qué vas a estar haciendo con el canal Venus?
 
-Bueno, Venus es una marca reconocida a nivel mundial, que tiene llegada a unos 26 países y me siento feliz de que me hayan escogido para su campaña. A partir de mayo, voy a estar presentando una sección que se llama "Los recomendados de Esperanza Gómez", en la que vamos a pasar videos míos y de otros actores que personalmente me gustan. Y la idea es que todos los seguidores de la industria conozcan la nueva imagen de Venus, que tendrá mayor calidad y se verá más actual.
 
-¿Te imaginás haciendo otras cosas por fuera del porno?
 
-Tenemos diferentes proyectos a futuro con mi manager, estamos trabajando en algunas ideas que creo que son muy buenas. No quiero adelantar mucho porque no tenemos nada concreto, pero apuntamos a hacer cosas diferentes por fuera del porno.
 
-¿Trabajarías en una telenovela, por ejemplo?
 
-¡Claro! Si algún productor quiere asumir el riesgo de contratarme, con todo gusto (risas)..

EN VIVO LAS 24 HORAS AL DIA 

Todos Los Derechos Reservados  Panamahitradio.net 2004 - 2014

Powered by Warp Theme Framework

View Full review 888 United Kingdom 888sport